Bilans d’évènement

Comité de Patronage con Jaume Collboni, PSC

Jaume Collboni (Barcelona, 1969) es concejal y candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, donde fue Teniente de Alcalde de Empresa, Cultura e Innovación entre junio de 2016 y octubre de 2017 y Vicepresidente de Desarrollo Social y Económico de Área Metropolitana de Barcelona.  
 Milita en el PSC desde el año 1994. Sus orígenes en el ámbito de la acción pública fueron en el movimiento estudiantil en la década de los noventa, cuando fue secretario general de la Asociació de Joves Estudiants de Catalunya (AJEC) y miembro del Claustro de la Universidad de Barcelona. De 2005 a 2010 fue coordinador del Grupo Parlamentario Socialista. Ha sido diputado en el Parlament de Catalunya entre los años 2010 y 2014.

Al inicio de su intervención, 
 Jaume Collboni recordó que Barcelona cuenta con una sociedad civil comprometida, una clase empresarial, talento, universidades, investigación, historia y, en definitiva, una “fuerza de fondo que nos permitirá superar las crisis políticas por las que está pasando nuestro país y Europa”. “Nuestra ciudad tiene todos los ingredientes para ser competitiva, pero tiene que resolver serios problemas políticos y de gobernabilidad”.
En vista a las próximas elecciones, continuó, “vamos a plantear una serie de pactos y de planes de gobierno, ya que nuestra ciudad siempre ha funcionado, en sus retos colectivos y en el funcionamiento económico y civil, en base a acuerdos”. Collboni presentó a continuación los cuatro pilares del proyecto de ciudad ideado por su partido.
En primer lugar, “en Barcelona y en la política en general, hay que volver a poner las prioridades de los ciudadanos en un primer plano”. “En este país llevamos demasiado tiempo hablando de relatos, de ideas y de procesos que al final no tienen que ver con la vida cotidiana de las personas, lo cual ha supuesto desatender, desde las políticas públicas, problemas como el de la vivienda o el de la seguridad”, afirmó. 
En materia económica, el alcaldable socialdemócrata recordó que el ADN de su partido es el de una sociedad equilibrada, justa y que reparta la riqueza, pero, para ello, “debemos crear dicha riqueza y, a continuación, fomentar políticas redistributivas”. Sin duda, la mejor política social es aquella que crea empleo y produce economía, añadió, “siendo ésta la forma más clara, directa y constructiva de hacer evolucionar nuestra ciudad”. “Soy partidario de bajar la pequeña economía a la calle, que es la gran economía de la ciudad, de las pymes y de los autónomos”, afirmó. En este sentido, Collboni recodó que hoy día existen 10.000 locales comerciales todavía vacíos en Barcelona. Asimismo, hizo hincapié en la medida promovida por su partido durante su etapa de gobierno, que exime de impuestos a los nuevos emprendedores y suprime el impuesto de inicio de actividad económica para los autónomos “como claro mensaje de apoyo a la emprendeduría”.
El cabeza de lista del PSC para Barcelona prosiguió hablando de la cultura, que “además de hacernos mejores personas y mejores ciudadanos, nos da identidad, lo cual es un elemento clave para diferenciarnos de otras ciudades globales”. La cultura es una 
industria, que además de generar mucha riqueza y valor, también cohesiona. El exteniente recordó que durante su paso por el ayuntamiento consiguió aumentar en un 15 % las partidas dedicadas a la cultura. “Hay que generar nuevos proyectos culturales, sobre todo en la zona de Glòries y Montjuïc, 
 crear nuevos públicos, potenciar la creación y, en definitiva, reforzar nuestras capacidades culturales”.
En último lugar habló de la dimensión metropolitana. “Lo que te da escala, capacidad para atraer talento e inversiones es pertenecer a una metrópolis”, aseguró. “Debemos articular la metrópoli barcelonesa económicamente y tener una estrategia metropolitana conjunta, lo cual nos hará ser relevantes en el mundo”. “Es uno de los motivos por los cuales no soy independentista ya que no creo que el debate hoy sea el de poner fronteras entre territorios”, reconoció.
En este sentido, Collboni afirmó que no apoyará “ningún proyecto que subordine a la ciudad, como, por ejemplo, el procés independentista, que ha sido el gran culpable de la situación de bloqueo y de desgobierno de la Generalitat”. Pero tampoco “quiero abonar el conflicto ni que la ciudad se convierta en una trinchera”. 
Acabó su intervención reconociendo “vull tornar a ser l’alcade de tots i totes”. Para ello, va a ser clave el diálogo, llegar a acuerdos de verdad y que sean sostenibles en el tiempo, y promover la colaboración público-privada. “No sé concebir la ciudad de Barcelona sin la complicidad de los sectores económicos y de las empresas”, culminó. 
También estuvo presente en la reunión Laia Bonet, número 2 de la lista del PSC para Barcelona, quien afirmó “j’espère que nous aurons la possibilité d’être dans le gouvernement de la ville pour revenir à des principes qui ont fait grandir Barcelone”.
 

Partager cette page Partager sur FacebookPartager sur TwitterPartager sur Linkedin

Fermer

IV Prix Entrepreneur Tech